Como es tradición en nuestro colegio desde hace muchos años, hoy compartimos sopaipillas entre todas y todos los presentes por ser la primera lluvia en Santiago. Lo disfrutamos muchísimo.