El lugar fue un convento y actualmente funciona como museo y biblioteca, se caracteriza por su obras que forman parte de una de las colecciones bibliográficas más relevantes de América Latina,  por eso la importancia de qué los estudiantes pudieran conocerla para impregnarse de la historia y de cómo los libros han ido evolucionando en el tiempo, fue una  experiencia muy enriquecedora para ellos, estaban muy motivados y sorprendidos.

Agradecemos al alcalde de la comuna de San Joaquín Don Cristóbal Labra y a la bibliotecaria que colabora en nuestro colegio Patricia Andrade por su gestión para conseguir buses para poder trasladar de forma segura y cómoda a nuestros estudiantes.